Cualquier persona que desee establecer un nuevo negocio o realizar modificaciones significativas en uno existente debe solicitar una licencia de apertura y, en su caso, una licencia de actividad. Estas licencias son cruciales, ya que permiten la legalidad y el funcionamiento adecuado de tu empresa.

¿Qué es una Licencia de Actividad?

La licencia de actividad se refiere a la autorización administrativa que permite llevar a cabo una actividad económica específica en un local determinado.

¿Qué es una Licencia de Apertura?

La licencia de apertura es una autorización municipal que certifica que el establecimiento cumple con las condiciones necesarias para su apertura al público.

Las licencias de ocupación están sujetas a Declaración Responsable, debiendo adjuntar la documentación necesaria y sujeta a comprobación posterior por la administración.

Tipos de licencias de actividad

Cada tipo de negocio tiene requisitos específicos que deben cumplirse para obtener las licencias de apertura y actividad. Estos requisitos pueden variar desde cuestiones relacionadas con la seguridad hasta aspectos medioambientales. Un arquitecto especializado puede ayudarte a identificar y cumplir con todos estos requisitos, asegurando así que tu solicitud sea exitosa.

Existen dos tipos principales de licencias de actividad: las actividades inocuas y las actividades clasificadas.

Actividades Inocuas

Las actividades inocuas son aquellas que se consideran de bajo impacto para el entorno y la seguridad pública. Estas actividades son generalmente inofensivas y no generan molestias significativas ni riesgos para la salud o el medio ambiente.

Obtener una licencia para este tipo de actividades suele ser un proceso más sencillo en comparación con las actividades clasificadas. A continuación, se desarrollan más las actividades inocuas y os proporcionamos 10 ejemplos:

Características de las Actividades Inocuas

  • Bajo Impacto Ambiental: Las actividades inocuas no generan impactos ambientales significativos y no implican riesgos significativos para la salud pública.
  • Escasa Producción de Residuos: Estas actividades suelen generar una cantidad limitada de residuos, y estos son de naturaleza no peligrosa.
  • Bajas Emisiones Atmosféricas: No suelen producir emisiones atmosféricas relevantes que afecten negativamente la calidad del aire.
  • Mínimo Consumo de Recursos Naturales: Las actividades inocuas no requieren un consumo excesivo de recursos naturales y no provocan agotamiento significativo de estos recursos.
  • Operación en Espacios Reducidos: Estas actividades pueden llevarse a cabo en espacios más reducidos, sin requerir grandes extensiones de terreno.

Ejemplos de Actividades Inocuas

  • Oficinas Administrativas: Desarrollar tareas administrativas y de gestión en un espacio de oficina.
  • Comercios Minoristas: Pequeños establecimientos de venta al por menor, como tiendas de ropa, jugueterías o tiendas de regalos.
  • Servicios Profesionales: Consultorías, despachos de abogados, agencias de publicidad u otros servicios profesionales de carácter intelectual.
  • Establecimientos de Restauración sin Cocina: Cafeterías, heladerías o establecimientos que sirven alimentos sin necesidad de cocina.
  • Gimnasios y Centros de Entrenamiento Físico: Espacios dedicados a la práctica de actividades físicas y deportivas.
  • Establecimientos de Estética y Belleza: Salones de belleza, peluquerías y centros de estética que ofrecen servicios no invasivos.
  • Centros de Formación y Enseñanza no Reglada: Academias y centros de formación que imparten cursos no vinculados a la educación formal.
  • Tiendas de Artesanía: Comercios especializados en la venta de productos artesanales y de diseño.
  • Floristerías: Establecimientos dedicados a la venta de flores y arreglos florales.
  • Centros de Fotografía y Revelado: Establecimientos dedicados a la fotografía, la impresión de fotografías y la venta de productos fotográficos.

Estos ejemplos ilustran la diversidad de actividades inocuas que pueden obtener una licencia de apertura de manera más sencilla debido a su bajo impacto y riesgo. Cabe destacar que, aunque estas actividades se consideran inocuas, aún es esencial cumplir con los requisitos locales y obtener la licencia correspondiente para garantizar la legalidad y el funcionamiento adecuado del negocio. Algunas de ellas conllevan trámite ambiental previo, regulado por la normativa vigente.

Actividades Clasificadas

Las actividades clasificadas son aquellas que, debido a su naturaleza, dimensiones o características específicas, pueden tener impactos significativos en el entorno o la salud pública. Estas actividades están sujetas a una mayor regulación y control por parte de las autoridades municipales y requieren una licencia de actividad más detallada. Aquí se desarrollan más las actividades clasificadas y se proporcionan 10 ejemplos:

Características de las Actividades Clasificadas

  • Potencial Impacto Ambiental: Las actividades clasificadas tienen el potencial de generar impactos significativos en el entorno natural, como la emisión de sustancias contaminantes.
  • Posibles Riesgos para la Salud: Pueden implicar riesgos para la salud pública debido a la manipulación de sustancias peligrosas, procesos industriales complejos o emisiones contaminantes.
  • Requerimientos Específicos de Seguridad: Estas actividades suelen requerir medidas de seguridad y protección adicionales debido a la naturaleza de los procesos o materiales utilizados.
  • Necesidad de Control y Supervisión: Las autoridades locales aplican un control más estricto y requieren una supervisión constante de estas actividades para garantizar el cumplimiento de las normativas.

Ejemplos de Actividades Clasificadas

  • Industrias Químicas: Procesos de fabricación que implican el uso y manipulación de sustancias químicas peligrosas.
  • Instalaciones de Producción Energética: Centrales eléctricas, plantas de generación de energía nuclear o instalaciones de producción de energía a gran escala.
  • Instalaciones de Tratamiento de Residuos Peligrosos: Plantas dedicadas al tratamiento y gestión de residuos peligrosos.
  • Industrias Metalúrgicas: Fundiciones y procesos metalúrgicos que pueden generar emisiones contaminantes.
  • Actividades Extractivas y Mineras: Explotación de recursos minerales con el potencial de causar alteraciones ambientales significativas.
  • Instalaciones de Tratamiento de Aguas Residuales Industriales: Plantas que tratan aguas residuales generadas por procesos industriales.
  • Laboratorios Farmacéuticos: Instalaciones dedicadas a la investigación y producción de productos farmacéuticos.
  • Instalaciones de Producción de Alimentos y Bebidas: Plantas industriales que elaboran productos alimenticios y bebidas en grandes cantidades.
  • Centros de Investigación Nuclear: Instalaciones dedicadas a la investigación y desarrollo en el ámbito nuclear.
  • Instalaciones de Producción de Productos Químicos Específicos: Plantas que fabrican productos químicos especializados, como productos agroquímicos.

Estos ejemplos representan una variedad de actividades clasificadas que, debido a su naturaleza y alcance, requieren una atención especial y una licencia de actividad detallada. Para llevar a cabo estas actividades, es crucial seguir procesos y regulaciones específicas para garantizar la seguridad, protección ambiental y cumplimiento normativo. Además, contar con el apoyo de arquitectos y profesionales especializados es fundamental para el diseño y la planificación adecuada de las instalaciones involucradas en estas actividades.

El Proyecto Técnico: Detalles que Hacen la Diferencia

El proyecto técnico es un conjunto de documentos que describe y detalla todos los aspectos técnicos, constructivos y funcionales de una determinada obra o actividad. En el contexto de licencias de apertura y actividad, este documento es esencial para obtener la aprobación de las autoridades municipales, ya que proporciona la base técnica sobre la cual se evalúa la conformidad del proyecto con las normativas y regulaciones locales.

¿Qué Incluye un Proyecto Técnico?

  • Memoria Descriptiva:
    • Descripción de la Actividad: Explica detalladamente en qué consistirá la actividad que se llevará a cabo en el establecimiento.
    • Características del Local: Detalla las características físicas y constructivas del local, incluyendo su ubicación, dimensiones, distribución interna y exteriores.
    • Requisitos Urbanísticos: Analiza cómo la actividad se ajusta a la normativa urbanística y de uso del suelo.
  • Planos:
    • Plano de Situación: Muestra la ubicación del establecimiento en relación con su entorno, vías de acceso y servicios cercanos.
    • Planos de Distribución: Representan la distribución interna del local, incluyendo la disposición de espacios, mobiliario y servicios.
    • Planos Constructivos: Detallan aspectos constructivos relevantes, como estructuras, instalaciones eléctricas, fontanería, etc.
  • Estudio de Seguridad y Salud:
    • Análisis de Riesgos: Identifica los posibles riesgos asociados con la actividad y propone medidas para garantizar la seguridad de los trabajadores y usuarios.
    • Medidas Preventivas: Especifica las medidas de seguridad y salud que se implementarán durante la ejecución de la obra y la posterior actividad.
  • Estudio de Impacto Ambiental (si es necesario):
    • Evaluación Ambiental: Analiza el posible impacto ambiental que la actividad pueda tener, proponiendo medidas correctoras si es necesario.
  • Presupuesto Detallado:
    • Desglose de Costos: Detalla los costos asociados con la ejecución de la obra y la puesta en marcha de la actividad.
  • Certificaciones y Acreditaciones:
    • Documentación Técnica Adicional: Incluye certificaciones y acreditaciones necesarias para respaldar la idoneidad técnica de la obra o actividad.
  • Documento Justificativo del Cumplimiento Normativo:
    • Código Técnico de la Edificación (CTE): Asegura que el proyecto cumple con los requisitos establecidos en el CTE, que regula aspectos como seguridad estructural, eficiencia energética, accesibilidad, etc.
  • Plan de Autoprotección (si es necesario):
    • Medidas de Autoprotección: Detalla cómo se garantizará la seguridad en situaciones de emergencia, como incendios o evacuaciones.
  • Fotografías y Anexos:
    • Registro Visual: Fotografías del local y de los elementos relevantes que respalden la descripción del proyecto.
    • Documentación Adicional: Anexos que puedan ser necesarios para completar la información presentada en el proyecto técnico.

El proyecto técnico es el pilar sobre el cual se evalúa la viabilidad y conformidad de una actividad con las normativas locales. La calidad y detalle de este documento no solo facilitan la obtención de licencias, sino que también aseguran la seguridad y sostenibilidad del proyecto a largo plazo.

Contar con la asesoría de arquitectos y profesionales especializados es crucial para la elaboración de un proyecto técnico completo y adecuado a las exigencias normativas y técnicas.

visto bueno para licencias municipales

Precio de la Licencia de Apertura y Actividad

Determinar el precio de una licencia de actividad y apertura implica evaluar una serie de factores que varían según la ubicación geográfica, el tipo de actividad, las dimensiones del local y otros aspectos específicos del proyecto. A continuación, se exploran los elementos clave que influyen en el costo de estas licencias y cómo se puede calcular de manera efectiva.

  1. Tipo de Actividad:
  • Actividades Inocuas vs. Clasificadas: Las actividades clasificadas, debido a su mayor complejidad y riesgo potencial, suelen requerir más evaluaciones y controles, lo que puede incrementar el costo en comparación con actividades inocuas.
  1. Dimensiones y Características del Local:
  • Tamaño del Establecimiento: El tamaño del local afecta directamente los costos, ya que mayores dimensiones pueden implicar más requisitos y una evaluación más detallada.
  • Ubicación y Accesibilidad: La ubicación del establecimiento y su accesibilidad también son factores que influyen en los costos, especialmente si se requieren adaptaciones específicas.
  1. Requisitos Específicos de la Actividad:
  • Naturaleza de la Actividad: La complejidad de la actividad en sí misma puede requerir evaluaciones más detalladas y, por lo tanto, aumentar los costos asociados.
  1. Documentación Necesaria:
  • Complejidad del Proyecto Técnico: La elaboración de un proyecto técnico detallado y completo puede implicar costos adicionales, ya que se requiere una documentación precisa y ajustada a las normativas locales.
  1. Normativas Locales y Regionales:
  • Exigencias Normativas Específicas: Cada municipio o región puede tener normativas particulares. Cumplir con estos requisitos puede afectar el costo total de la licencia.
  1. Servicios Profesionales:
  • Honorarios Profesionales: Los honorarios de arquitectos, ingenieros u otros profesionales especializados que asistan en la elaboración del proyecto técnico y la gestión de la licencia pueden constituir una parte significativa del costo total.

Pasos para Calcular el Costo:

  1. Consulta con Profesionales Especializados:
    • Recurre a arquitectos y profesionales especializados para obtener una estimación precisa basada en la naturaleza específica de tu proyecto.
  2. Evaluación de Requisitos Locales:
    • Investiga las normativas locales y los requisitos específicos para determinar las condiciones que impactarán el proceso y, por ende, el costo.
  3. Detallada Descripción de la Actividad:
    • Proporciona una descripción detallada de la actividad a realizar, facilitando la evaluación por parte de los profesionales y autoridades.
  4. Dimensiones y Características del Local:
    • Proporciona información precisa sobre el tamaño y características del local, ya que esto influirá en la complejidad de la evaluación.
  5. Considera los Honorarios Profesionales:
    • Incluye en tu presupuesto los honorarios de los profesionales que te acompañarán en el proceso, como arquitectos, ingenieros y otros expertos.

¿Cómo se solicitan estas licencias?

La solicitud de una licencia de actividad y apertura es un proceso que implica una serie de pasos y requisitos específicos. Aquí te proporcionamos una guía completa sobre cómo llevar a cabo este proceso, asegurándote de cumplir con todas las normativas y optimizando el éxito de tu solicitud.

  1. Consulta Previa: Antes de iniciar el proceso de solicitud, es recomendable realizar una consulta previa en el Ayuntamiento correspondiente. Esto te permitirá obtener información sobre la viabilidad de tu proyecto y conocer los requisitos específicos que se aplican a tu actividad y local.
  1. Elaboración del Proyecto Técnico: Uno de los primeros pasos es la elaboración del proyecto técnico. Este documento detallado incluirá información sobre la actividad, planos, estudios de seguridad y salud, entre otros elementos. Contar con arquitectos y profesionales especializados, como los que ofrece LP Urbanismo y Arquitectura, garantiza la correcta elaboración de este proyecto.
  1. Recopilación de Documentación: Reúne toda la documentación necesaria, como planos, certificaciones, estudios de impacto ambiental (si es necesario), y cualquier otro documento solicitado por las autoridades locales.
  1. Cumplimentación de Formularios: Completa los formularios de solicitud proporcionados por el Ayuntamiento. Asegúrate de incluir toda la información requerida de manera clara y precisa.
  1. Pago de Tasas: La solicitud de una licencia de actividad y apertura generalmente conlleva el pago de tasas administrativas. Verifica con el Ayuntamiento las tasas aplicables y realiza el pago correspondiente.
  1. Presentación de la Solicitud: Presenta la solicitud, junto con la documentación y los formularios completados, en el departamento de urbanismo o la oficina municipal correspondiente. Asegúrate de obtener un comprobante de recepción.
  1. Evaluación y Trámite Administrativo: Una vez presentada la solicitud, las autoridades municipales llevarán a cabo una evaluación detallada del proyecto técnico y la documentación adjunta. Este proceso puede implicar revisiones técnicas, estudios de impacto y otras consideraciones.
  1. Posibles Modificaciones: Si las autoridades encuentran aspectos a corregir o ajustar en el proyecto técnico, es posible que se te notifique para realizar las modificaciones necesarias.
  1. Inspección del Local: En algunos casos, las autoridades pueden llevar a cabo una inspección del local para verificar que se ajusta a lo establecido en el proyecto técnico y cumple con las normativas locales.
  1. Concesión de la Licencia: Una vez completados todos los trámites y verificaciones, las autoridades municipales concederán la licencia de actividad y apertura si se cumplen todos los requisitos.

Te ayudamos a gestionar tus licencias

LP Urbanismo y Arquitectura se destaca por su amplia experiencia en la gestión de licencias de actividad y apertura. Contamos dentro de nuestro equipo con arquitectos municipales que conocen perfectamente este tipo de licencias ya que lo trabajan día a día en su jornada laboral en la Administración.

La atención personalizada y la eficiencia son sellos distintivos de nuestro servicio, asegurándote una experiencia sin contratiempos en la obtención de tus licencias. Confía en nosotros para hacer realidad tu proyecto de manera exitosa.