Características del solar y relación con el entorno urbano.

El solar se encuentra en la zona Norte de la ciudad de Bailén, Jaén.

Con una superficie de 2.508,21 m², el solar forma parte de una parcela de equipamiento de propiedad municipal. Tiene forma rectangular y presenta fachada (37,60 m) en uno de  sus cuatro lados, a la calle Ramón López. El solar tiene un desnivel de 5 m. en el sentido norte-sur.

Las manzanas próximas están ocupadas por viviendas unifamiliares adosadas al sur, al este se encuentra el colegio público Jesús de Haro, mientras que la parcela al oeste se encuentra sin edificar en la actualidad.

 

Ordenación general propuesta y justificación en relación con el cumplimiento de la normativa urbanística.

Se propone un edificio rectangular, compacto, con patios interiores y dos plantas, una sobre la rasante de la calle, y otra bajo rasante. Se sitúa ocupando extensamente el solar, pero manteniendo una separación mínima de 4 m. a los linderos. En fachada, igualmente, se retranquea generando un aparcamiento en batería.. Las separaciones laterales permiten el acceso independiente a la planta baja., en donde se sitúa el almacén de distrito.

El uso del suelo es de equipamiento comunitario. Se cumplen las disposiciones del planeamiento vigente en cuanto a edificabilidad y altura.

 

Adecuación al programa funcional del centro sanitario.

El edificio propuesto ofrece una estructura organizativa clara y eficaz para el programa requerido, al tiempo que responde a las circunstancias específicas del solar y su relación con el entorno urbano próximo. El edificio consta de plantas: en la superior se sitúa todo el programa, el almacén de distrito, en planta inferior. La planta superior, con acceso directo desde la calle, se estructura por medio de un pasillo longitudinal y de una retícula que organiza las salas de las distintas áreas:

En una banda perpendicular a la calle se encuentran las áreas de entrada, personal y educación sanitaria. La disposición facilita tanto el acceso por parte del usuario a las zonas más administrativas (trabajador social, gestión al usuario, salud pública…), como la conexión interna del propio personal del centro (recepción, administración, dirección, sala de juntas…).

En un esquema “de peine” se organizan todas las consultas, zonas de esperas y servicios de apoyo de éstas (almacenes, oficios y aseos).

Se utiliza un retícula que parte de un módulo vinculado a las dimensiones de la consulta (17 m²) y varía horizontalmente para adaptarse a los anchos de las zonas de espera (3’75 m) y de los patios (2‘00 m).

Los patios trasversales, horadan la compacidad y proporcionan luz tanto a las consultas y a sus salas de espera como al pasillo-distribuidor. La planta baja (amacén de distrito) también podría iluminarse cenitalmente a través de dichos patios.

Esta disposición permitiría una futura ampliación en vertical de los módulos (consultas + salas de espera) que fueran necesarios.